Préstamos en el acto

La solución ante la aparición de gastos imprevistos, son los préstamos en el acto. Por esta vía se puede obtener financiación en cuestión de minutos para resolver cualquier situación inesperada o sencillamente para aprovechar determinada oferta de productos o servicios.

Los préstamos rápidos, son productos financieros a los cuales se puede tener acceso de forma rápida y sencilla. Se pueden solicitar desde la comodidad de la casa, vía web, usando cualquier dispositivo con acceso a internet y sin la necesidad de realizar papeleos. Las cuotas y los plazos de devolución varían de acuerdo a la entidad financiera que lo conceda, aunque normalmente resultan muy cómodos para los interesados.

En el mercado existen diferentes entidades financieras que ofrecen disímiles préstamos rápidos, con características, intereses, comisiones y condiciones específicas. Por lo que es recomendable que el interesado haga un pequeño análisis de estas para así determinar la de su mejor conveniencia.

Requisitos para obtener un préstamo en el acto

Por lo general, para solicitar un préstamo online en el acto, no se requiere cumplir con requisitos muy rigurosos. Sin embargo, la mayoría de las entidades exigen algunos conceptos mínimos e indispensables a cumplir por el interesado. Entre ellos se pueden mencionar los siguientes:

- Tener mayoría de edad. Sin embargo, algunas entidades exigen tener al menos 21 años.

- Ser español o tener residencia en España.

- Tener vigente DNI o NIE.

- Facilitar información de contacto: número telefónico y correo electrónico, ambos disponibles.

- Poseer una cuenta de banca online operativa y con liquidez.

Estos son los requisitos obligatorios. Pero, en varias entidades existen otros requerimientos como por ejemplo: solicitud de ingresos regulares demostrables, los cuales incluyen pensión y pagos por desempleo. Además, requieren que el solicitante no esté contenido en listados de morosos como ASNEF.

Ventajas de solicitar un préstamo en el acto

- El proceso de solicitud es rápido y fácil, además se realiza por internet.

- Permite obtener dinero de forma urgente, sin la necesidad de hacer colas y rellenar papeleos en un banco.

- Se necesita cumplir con pocos requisitos para pedir un préstamo de este tipo.

- La entidad financiera ofrece respuestas rápidas y oportunas, en segundos.

- Si la solicitud es aprobada, los trámites se realizan de forma optimizada para que el solicitante pueda disfrutar de inmediato de la cantidad aprobada, aproximadamente en solo 15 minutos.

- No se necesita mostrar documentación adicional a la requerida, ni envío de nóminas, extractos bancarios o facturas recientes.

- Al formalizarse un préstamo online en el acto, tienes hasta 14 días para desistir del contrato, sin pagar tarifas compensatorias.

- La mayoría de los prestamistas, ofrecen la posibilidad de realizar pago anticipado gratuito. Es decir, se puede reembolsar el dinero, antes del plazo previsto en el contrato.

Consejos para solicitar préstamo en el acto

Para obtener el dinero que se necesita de forma rápida y segura es imprescindible tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

- Es preciso realizar un análisis de las entidades financieras, así como de los productos que ofrecen para elegir la que mejor se adecue a las necesidades de cada persona.

- Si al escoger una entidad, no se cumple con alguno de los requisitos, es aconsejable buscar entre las restantes, la que mejor se adapte a tus características.

- Al elegir un prestamista es recomendable preguntar si colaboran con tu banco. Para cerciorarse de que el dinero llegará más rápido.

- En el momento de realizar la solicitud es aconsejable usar el sistema Instantor. El cual permite la conexión directa con tu banco para verificar de forma automática tu identidad.

- En la medida de lo posible, haz la solicitud para el préstamo en el acto en horario laboral. De esta forma, se acelera el proceso y se tienen la facilidad de contactar al prestamista si surge algún inconveniente en el proceso.

- Antes de realizar la solicitud, es preciso escanear el DNI pues la mayoría de las entidades exigen su envío para constatar los datos aportados previamente.

Los préstamos online en el acto constituyen una solución perfecta cuando se requiere dinero de forma rápida. Para obtenerlos no es necesario visitar ninguna oficina bancaria, ni presentar ninguna garantía, aval de pago o nómina.

Es recomendable, antes de escoger una entidad financiera, comparar las ofertas disponibles en el mercado, para así poder determinar con exactitud la que mejor se adapte a las particularidades de cada cual. Esto permite estar al tanto de las condiciones y los requisitos que exigen cada una ellas.

A pesar de que los intereses son superiores a los de los créditos otorgados en un banco, los préstamos en el acto, socorren a grandes cantidades de personas que necesitan obtener dinero de manera segura y rápida. Los préstamos rápidos están regulados estrictamente en España, por lo que se consideran productos financieros seguros.